Jim Marshall: baja en el Olimpo fotográfico.

“ I’ve been very lucky what can I say? The access was great and uh—this has been my life doin’ pictures and it’s never just been a job; it’s been my life. ”

Jim Marshall

El pasado mes de marzo, exactamente el día 24, se cumplió un año de la muerte de uno de los mejores retratistas de los ídolos del rock. Famoso por reflejar de manera tan natural el lado más humano de los artistas, que le dejaban inmiscuirse en sus vidas como nunca han hecho con otro fotógrafo, Marshall tenía la habilidad de reflejar momentos únicos en el backstage, sobre el escenario o fuera de él; inmortalizaba segundos irrepetibles con ayuda de su Leica, que no abandonaba en ningún momento.


Su carácter extrovertido y carismático le llevó a presenciar y plasmar momentos culminantes en la historia del rock, incluyendo el último concierto de los Beatles en 1966 en Cadlestick Park o el mágico festival de Woodstock del 69, para el que ejerció de fotógrafo oficial.

The Beatles, San Francisco, CA 1966. © Jim Marshall Photography LLC

Country Joe McDonald, Woodstock Music and Art Festival, NY 1969

Marshall supo inmortalizar con maestría los instantes de fama sobre los escenarios, pero donde destaca especialmente es en el cara a cara, en esos accesos VIP a la intimidad más natural de las estrellas, haciendo históricas imágenes como el backstage de Janis Joplin en el Winterland Ballroom de San Francisco (1968) o los días como presidiario de Johnny Cash en Folsom Prison (1969).

Janis Joplin, San Francisco, CA 1968. © Jim Marshall Photography LLC, 1968

Johnny Cash, Folsom Prison, CA 1969. © Jim Marshall Photography LLC, 1969

Con este último compartió algo más que las giras y conciertos: un mismo espíritu, una pasión. Los dos vivieron al máximo de sus posibilidades, llevándoles a tener problemas con las drogas, el alcohol o incluso las armas, a lo que si sumas las cámaras te encuentras con el equipo de viaje de Marshall.
Siempre se recordará la mítica foto de Cash sacando el dedo a la cámara, tras la cual se esconden dos versiones: la de Jim, que recordaba haberle gritado “Let’s do one for the warden!” [¡Vamos, una por el guarda!] y la de Johnny, que decía apuntar al equipo de televisión que le seguía constantemente. Fuera como fuera, la imagen se convirtió en un símbolo de ambos iconos, y ha sido recreada por el fotógrafo en varias ocasiones.

Johnny Cash (flipping the bird), San Quentin Prison, CA 1969. © Jim Marshall Photography LLC

A la edad de 74 años, el californiano se encontraba en Nueva York para promocionar el último libro en el que había colaborado, Match Prints, pero no pudo volver a su ciudad natal.

Marshall ayudó a trazar la historia del rock a través de su cámara; las imágenes que capturó perdurarán siempre.

Fuentes:

Jim Marshall Photography
The Washington Post
SF Critic 

Imágenes:

Morrison Hotel Gallery
Jim Marshall Photography
Official Hype

Anuncios
Comments
One Response to “Jim Marshall: baja en el Olimpo fotográfico.”
  1. Montse Mateu dice:

    Bien currao. Esto promete. Sigue con ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 5 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: